Argentinos Amigos de Paz Ahora UNICEF
El Corresponsal de Medio Oriente y Africa
Sábado, 16 de diciembre de 2017  
  Página Principal Todos los Artículos Libro de Visitas Foros
Buscador:  
Secciones
Servicios

Suscripción
Ingrese su dirección de Email para recibir gratuitamente las novedades publicadas en esta web

¿Quién está en línea?
Actualmente hay 18 invitados, 0 miembro(s) conectado(s).

Eres un usuario anónimo. Puedes registrarte aquí
Efemérides
Un día como hoy ...
1991 - La ONU revoca su resolución de 1975 que considera al sionismo una forma de racismo.
1997 - Representantes de las Naciones Unidas dicen haber hallado fosas colectivas con lo que creen son los cadáveres de 2.000 soldados talibanes capturados por la alianza norteña.
1998 - Estados Unidos dispara oleadas de misiles crucero contra instalaciones militares y de inteligencia en Irak.
2001 - Luego de nueve semanas de asedio, el liderazgo tribal afgano se proclama ganador en su guerra contra los guerrilleros del movimiento Al-Qaeda en su último reducto en Afganistán. Sin embargo, sigue sin hallarse a su líder, Osama ben Laden.
Publicidad

Por los chicos

Publicado: 15-09-2006

¿Relevo presidencial en Yemen?

Amaia Sánchez analiza el panorama político y social de Yemen de cara a las próximas elecciones generales y dice que el país continúa siendo un gran desconocido a pesar de ser un aliado de Estados Unidos en la guerra contra el terrorismo. El gran debate gira en torno de un posible relevo del actual presidente Ali Abdullah Saleh. La creciente mano dura y el acoso al que se ve sometida la oposición y el ascenso del islamismo opositor no auguran buenos tiempos para el futuro democrático de Yemen.

Por Amaia Sánchez Cacicedo

Pese a su crítica posición geoestratégica y su loable estatus de república democrática en la península arábiga, Yemen continúa siendo un gran desconocido. Poco se comenta sobre su sistema democrático multipartidista, existente desde la reciente creación del país en mayo de 1990, tras la reunificación de Yemen del Norte y del Sur. Menos aún sobre el hecho de que el país haya logrado mantenerse unido pese a sufrir una guerra civil en 1994, además de estar sometido a continúas tensiones tanto internas como externas, en parte debido a su actual papel de aliado de los Estados Unidos en la guerra contra el terrorismo.

Pese a su corta historia democrática, sorprende el número de elecciones que se han llevado a cabo en el país. De todas ellas, únicamente las elecciones parlamentarias de 1993 y 2003 pueden ser consideradas como medianamente libres y justas. No es el caso de la única elección presidencial celebrada, que tuvo lugar en septiembre de 1999 y que culminó con el 96,3 por ciento de los votos en favor del teniente coronel Ali Abdullah Saleh, del partido del Congreso General del Pueblo (GPC).

Saleh ocupa la cartera presidencial desde 1978, cuando fue nombrado presidente de la entonces República Árabe del Yemen (YAR), previo a la unificación del actual Yemen.

Cinco candidatos en disputa

Esperanzador es el hecho de que en la próxima convocatoria de elecciones presidenciales se presenten cinco candidatos, entre ellos el actual presidente, que inicialmente negó que fuera a hacerlo.

Favorable es que la oposición se haya unido en coalición frente al poderoso GPC, logrando por primera vez presentar sus propios candidatos presidenciales. Sin embargo, la realidad también es que sólo cuatro de los 22 partidos oficiales existentes gozan de representación parlamentaria, con una creciente tendencia hacia la concentración de poder en el partido gubernamental.

La más reciente reforma constitucional, aprobada por referéndum nacional, tuvo lugar en febrero de 2001. Según ésta, se le concedía al presidente el poder de disolver el Parlamento, además del derecho ya adquirido de nombrar al primer ministro.

La creciente mano dura y el acoso (incluso físico) al que se ven sometidos la oposición y la prensa de mano de las autoridades, tampoco auguran buenos tiempos para el futuro democrático de Yemen.

No extraña, por lo tanto, que el gran debate en el actual panorama político del país gire en torno de un potencial relevo presidencial. Pese al incremento de la represión sobre las facciones políticas rivales del gobierno, la realidad es que Saleh ha demostrado tener la suficiente mano izquierda como para manejar la compleja realidad política y socioeconómica yemení: un país donde existe una fragmentación tribal, regional y sectaria perenne, con una población mayoritariamente pobre y analfabeta, que ya se ha manifestado violentamente contra las primeras medidas gubernamentales ligadas al ajuste estructural que demanda el FMI.

A nadie se le escapa tampoco el creciente fervor islamista que ha infiltrado la élite sociopolítica del país y que refleja, en gran parte, la oposición interna existente contra la postura adoptada por las autoridades yemeníes frente al gobierno norteamericano. No pasan inadvertidos los crecientes fallos de seguridad que han resultado en prisioneros, supuestos islamistas radicales, escapando de cárceles nacionales y cruzando la porosa frontera yemení.

Sin duda, tanto Arabia Saudita como los Estados Unidos estarán muy pendientes de los resultados de las próximas elecciones presidenciales y locales en Yemen. Las incógnitas se develaran el 20 de septiembre.

La fuente: La autora colabora con centros de estudio relacionados con la resolución de conflictos en las regiones del sur de Asia y Medio Oriente. Es graduada del Master en Relaciones Internacionales de la Universidad de Georgetown y ha trabajado con ACNUR en Sri Lanka, Kenya y Costa Rica. Su artículo se publica por gentileza de Safe Democracy

Arriba
 
Los comentarios y artículos son propiedad de sus autores.
Para el resto © 1999-2006 El Corresponsal de Medio Oriente y Africa.
Buenos Aires - Argentina

Web site engine's code is Copyright © 2003 by PHP-Nuke. All Rights Reserved. PHP-Nuke is Free Software released under the GNU/GPL license.
Página Generada en: 0.038 Segundos