Argentinos Amigos de Paz Ahora Amnistía Internacional
El Corresponsal de Medio Oriente y Africa
Sábado, 29 de abril de 2017  
  Página Principal Todos los Artículos Libro de Visitas Foros
Buscador:  
Secciones
Servicios

Suscripción
Ingrese su dirección de Email para recibir gratuitamente las novedades publicadas en esta web

¿Quién está en línea?
Actualmente hay 14 invitados, 0 miembro(s) conectado(s).

Eres un usuario anónimo. Puedes registrarte aquí
Efemérides
Un día como hoy ...
1916 - Victoria turca en Irak. 10.000 ingleses son hechos prisioneros.
1980 - Decenas de estudiantes afganos mueren en Kabul durante las manifestaciones antisoviéticas.
1981 - Siria instala misiles antiaéreos en el norte del Líbano.
1992 - Arriba a Kabul un contingente de 10.000 soldados y 100 tanques para imponer el orden en la capital afgana.
2001 - Argelia reprime sangrientamente la "Intifada" de los beréberes que se ha cobrado ya 31 vidas.
2002 - Marruecos califica de chantaje la postura de España en favor del referéndum como solución para la anexión del Sáhara.
2003 - Libia acepta su responsabilidad civil en el atentado que costó la vida a los 270 ocupantes del avión de la Pan Am que se estrelló en 1988 en la localidad escocesa Lockerbie.
Publicidad

Por los chicos

Gamal Abdel Nasser
Militar y estadista egipcio
Ultima Actualización: 01-01-2005
Lugar de nacimiento: Alejandría
( 15/1/1918  -  26/9/1970 )

Otras fuentes
 
  English
  Français
  Italiano
  Português
Gamal Abdel Nasser fue el principal líder político árabe de su época. Nació en 1918, según unas fuentes en un pueblo de la provincia de Asiut (Alto Egipto) y según otras en la ciudad norteña de Alejandría. Hijo primogénito de un funcionario de correos, él sí oriundo de una aldea de la región de Asiut, estudió en la Academia Militar entre 1938 y 1939. En 1948 participó en la guerra contra Israel con el grado de comandante. El año siguiente, en 1949, fundó junto a otros militares la organización de los Oficiales Libres, que en 1952 daría el golpe de Estado que destronó al rey Faruk I y proclamó la república dirigida por el Consejo de la Revolución.

En 1952, Egipto estaba afectado por una aguda crisis a todos los niveles: corrupción, inoperancia de la Constitución, control absoluto de los británicos, miseria de la población, desprestigio de la figura del Rey Faruk.... El ejército también se encontraba convulso por la derrota contra Israel, y en su seno se había formado una sociedad secreta (creada en el año 1949), llamada Movimiento de Oficiales Libres. Toda la crisis desembocó en un levantamiento. La dirección del movimiento corrió a cargo del ejército, liderados por el Comité de Oficiales Libres (donde pronto destacaría la figura de Nasser). Estos militares, pronto entraron en contacto con partidos de izquierda y con otros grupos contrarios al régimen. El movimiento revolucionario se desencadenó con el golpe militar del 22 de julio del 52, que se impuso sin demasiada oposición. Con la llegada al poder, el grupo de los Oficiales Libres, hegemónico en el gobierno, comenzó a aplicar su programa, cada vez más vinculado a las ideas personales de Nasser.

El nuevo régimen se debatió entonces entre dos proyectos contradictorios representados por las dos figuras centrales de la revolución. El general Muhammad Naguib, presidente de la República, que abogaba por la convocatoria de una asamblea constituyente y el restablecimiento de las libertades políticas, y Nasser, vicepresidente, que defendía en cambio un régimen de unidad y dignificación a través del socialismo.

En noviembre de 1953 Naguib fue cesado en todos sus cargos y sometido a arresto domiciliario. Nasser se convertía en cabeza de la revolución. Los años 1955 y 56 fueron de consolidación del liderazgo de Nasser, que se convirtió en una prestigiosa figura a escala internacional. En este contexto se llegaba a la crisis internacional del Canal de Suez.

En 1956, el presidente Nasser resolvió nacionalizar el canal de Suez como medida para financiar la construcción de una presa sobre el Nilo en Asuán, condición requerida por el Banco Mundial para conceder un crédito a Egipto. La medida, postura de fuerza antioccidental y de afirmación nacionalista, fue recibida con indignación por Francia e Inglaterra, quienes realizaron una desastrosa invasión de la zona del Canal, al tiempo que Israel tomaba la península del Sinaí. Los ataques obtuvieron el rechazo de Estados Unidos y la Unión Soviética y culminaron con la completa retirada de las potencias europeas e Israel. La guerra consagró el fin de los imperios coloniales tradicionales en Medio Oriente e inició de hecho la guerra fría y la batalla entre las superpotencias por el control de la zona. La Unión Soviética ganará cierta influencia sobre Egipto ofreciendo su ayuda para la construcción de la presa de Asuán.

La Conferencia de Bandung, en abril de 1955, convirtió a Nasser en uno de los líderes (junto a Tito y Nehru) de la filosofía del neutralismo positivo o movimiento de los no alineados.

A partir de la nacionalización del Canal, Nasser se convierte en referente principal del nacionalismo árabe o panarabismo, de orientación socialista y populista. Con fundamentos panarabistas, Nasser intentó sin éxito ganarse un lugar en el comercio de petróleo con las grandes potencias, del que Egipto no participaba. En febrero de 1958, a iniciativa del partido Baa´th de Siria, se unificaron los dos Estados en la República Árabe Unida, bajo la presidencia de Nasser, que se disolvió en septiembre de 1961. La Guerra de los Seis Días, en junio de 1967, en la que el ejército egipcio, coordinado con el sirio y el jordano (que conformaban la coalición arábica), sufrió una estrepitosa derrota ante Israel, supondrá el principio del declive del aura de Nasser y, en general, del nacionalismo árabe. La enorme superioridad militar de Israel había quedado demostrada en la medida en que pudo derrotar a la coalición en solamente 6 días, y la crisis palestina se profundizó de esta manera. El naserismo inspirará todavía la revolución en Libia en 1969, dirigida por Muammar al-Khadafi, que preparó también un proyecto de unidad con Egipto y Siria que no llegó a cuajar.

La gran popularidad de Nasser en su país se debe también al hecho de ser el primer egipcio que gobernaba Egipto desde los tiempos faraónicos.

Nasser murió repentinamente de un ataque al corazón en septiembre de 1970. Lo sucedió Anwar el-Sadat, quien encabezaría un cambio de rumbo completamente distinto en la política externa de Egipto.

Arriba
 
Los comentarios y artículos son propiedad de sus autores.
Para el resto © 1999-2006 El Corresponsal de Medio Oriente y Africa.
Buenos Aires - Argentina

Web site engine's code is Copyright © 2003 by PHP-Nuke. All Rights Reserved. PHP-Nuke is Free Software released under the GNU/GPL license.
Página Generada en: 0.035 Segundos