Argentinos Amigos de Paz Ahora Amnistía Internacional
El Corresponsal de Medio Oriente y Africa
Domingo, 30 de abril de 2017  
  Página Principal Todos los Artículos Libro de Visitas Foros
Buscador:  
Secciones
Servicios

Suscripción
Ingrese su dirección de Email para recibir gratuitamente las novedades publicadas en esta web

¿Quién está en línea?
Actualmente hay 15 invitados, 0 miembro(s) conectado(s).

Eres un usuario anónimo. Puedes registrarte aquí
Efemérides
Un día como hoy ...
1960 - Manifestaciones antigubernamentales en las ciudades turcas de Ankara y Estambul obligan a la proclamación de la ley marcial.
1961 - Sudáfrica se retira de la Commonwealth.
1969 - Irak reanuda relaciones diplomáticas con Alemania Occidental.
1992 - Militares amotinados en Sierra Leona toman el poder, abandonado por el presidente Joseph Momoh, que huyó a Guinea.
1995 - Clinton anuncia un embargo total contra Irán, al que acusa de apoyar el terrorismo.
1996 - Clinton recibe a Shimon Peres en la Casa Blanca.
2003 - Soldados norteamericanos matan a 15 civiles iraquíes que protestaban contra la ocupación.
Publicidad

Por los chicos

Mohammad Baqir al- Hakim
Líder político y religioso iraquí
Ultima Actualización: 01-09-2003
Lugar de nacimiento: Najaf
( 1939  -  29/8/2003 )

Otras fuentes
 
  English
Personalidad prominente en la jerarquía clerical iraquí desde los 25 años, hijo del gran ayatollah Muhsin al-Hakim, jefe espiritual del mundo shiita entre 1955 y 1970, Mohammad Baqir al-Hakim fue un fuerte opositor al régimen de Saddam Hussein.

Al-Hakim nació en 1939, en Najaf, la ciudad santa shiita. Fue cofundador del movimiento político islámico iraquí a fines de la década del ´50, junto con el ayatollah Sayed Mohammad Baqer Al-Sadr.

Enemigo del régimen baasista, Al-Hakim fue detenido en dos ocasiones. En 1972 fue arrestado y torturado por primera vez, pero fue liberado gracias a la presión ejercida por el pueblo. Cinco años después, luego de un levantamiento en Najaf, fue arrestado nuevamente y sentenciado a cadena perpetua sin juicio previo. Una protesta pública consiguió su liberación en julio de 1979.

En 1980, cuando Al-Sadr fue asesinado, Al-Hakim encontró refugio en Irán, en la ciudad santa de Qom, en plena revolución islámica del ayatollah Khomeini.

En diciembre de 1982, participó en la fundación de la Asamblea Suprema de la Revolución Islámica para Irak (ASRII), que comenzó a liderar en 1984. Así, durante el régimen de Saddam Hussein, Al-Hakim encabezó el mayor grupo de oposición desde el exilio.

En Irán, Al-Hakim organizó las Brigadas Badr, una fuerza militar de aproximadamente 15.000 combatientes, refugiados iraquíes, sospechados de realizar emboscadas, sabotajes y asesinatos contra el régimen de Hussein. En 1991, luego de la Guerra del Golfo, las brigadas, entrenadas y equipadas por la guardia revolucionaria iraní, fomentaron una rebelión shiita en el sur de Irak. La revuelta fue fuertemente reprimida por las fuerzas de Hussein cuando los Estados Unidos decidieron no intervenir. Años después, en diciembre de 2002, Al-Hakim declararía a la revista Newsweek: “América debería haber permitido al pueblo de Irak decidir su futuro. El pueblo de Irak estuvo cerca de crear su propio gobierno en tres oportunidades durante los últimos 10 años, y cada vez la interferencia de los Estados Unidos bloqueó sus esfuerzos”

Durante su estancia en Irán, su familia -respetada por todo el mundo musulmán- fue perseguida por el régimen iraquí. En 1983, 125 miembros del clan Al-Hakim fueron arrestados, y 29 de ellos luego asesinados. En 1988, su hermano Seyed Mahdi al-Hakim fue muerto en Sudán por agentes iraquíes. Un mes después de la caída de Saddam aún no se tenían noticias del paradero de 18 miembros de su familia.

Tras 23 años de exilio, y habiendo escapado a siete tentativas de asesinato, en mayo de 2003 Al-Hakim regresó a Irak. Miles de shiitas le dieron una bienvenida triunfal en Najaf, su tierra natal. Sus seguidores veían en él la mejor esperanza de recuperar su espacio político, relegado durante el gobierno de Saddam Hussein. Lo consideraban el candidato indicado para darle un gobierno justo y próspero a Irak.

Al-Hakim, de 63 años, rechazaba la democracia al estilo occidental, ya que la encontraba incompatible con la cultura islámica del país; sin embargo, creía en el pluralismo político antes que en una teocracia al estilo iraní, argumentando que un nuevo gobierno iraquí debía representar a todos los grupos étnicos y religiosos, incluyendo las minorías sunnitas y cristianas. Rechazaba el extremismo religioso y pretendía para Irak un estado islámico moderno que fuera independiente de los poderes extranjeros.

Si bien rechazaba la ocupación norteamericano – británica, condenaba los atentados contra sus tropas y acusaba a sus autores de ser fieles al partido Baa’th. Aunque se negaba a hacer un trato con la coalición, participaba discretamente en el establecimiento de una autoridad de transición y autorizó a su hermano a participar en el Consejo de Gobierno.

Líder espiritual de los shiitas, autor de varios libros de temas islámicos y políticos, Al-Hakim murió el 29 de agosto de 2003, en Najaf, víctima de un atentado explosivo que se cobró la vida de un centenar de personas. Lo sucedió al frente del ASRII su hermano, Abdelaziz al-Hakim.

La fuente: María Inés Viturro, para elcorresponsal.com.

Arriba
 
Los comentarios y artículos son propiedad de sus autores.
Para el resto © 1999-2006 El Corresponsal de Medio Oriente y Africa.
Buenos Aires - Argentina

Web site engine's code is Copyright © 2003 by PHP-Nuke. All Rights Reserved. PHP-Nuke is Free Software released under the GNU/GPL license.
Página Generada en: 0.035 Segundos