Argentinos Amigos de Paz Ahora Comercio con justicia
El Corresponsal de Medio Oriente y Africa
Domingo, 22 de octubre de 2017  
  Página Principal Todos los Artículos Libro de Visitas Foros
Buscador:  
Secciones
Servicios

Suscripción
Ingrese su dirección de Email para recibir gratuitamente las novedades publicadas en esta web

¿Quién está en línea?
Actualmente hay 23 invitados, 0 miembro(s) conectado(s).

Eres un usuario anónimo. Puedes registrarte aquí
Efemérides
Un día como hoy ...
1859 - El gobierno de España declara la guerra a Marruecos.
1987 - Un proyectil iraní hace impacto e incendia la terminal de supertanques de Kuwait.
1991 - Soldados zaireños, a quienes no se les había pagado, saquean poblados, precipitando una nueva crisis para el presidente Mobutu Sese Seko.
1995 - El presidente de EEUU, Bill Clinton, inaugura los actos conmemorativos del cincuentenario de la ONU con la condena a Irán, Irak, Libia y Sudán por apoyar el terrorismo.
1999 - Un grupo integrista asesina al ex ministro turco Ahmet Taner Kislai en Ankara.
2000 - El presidente egipcio, Hosni Mubarak, impide en una cumbre árabe la toma de medidas radicales contra Israel.
2000 - Militantes islámicos matan a 24 personas en Argelia, con lo que llegan a 50 las víctimas en una semana.
Publicidad

Por los chicos

Zayed ben Sultán al- Nahyan
Emir de Abu Dhabi, presidente de los Emiratos Arabes Unidos (1971-2004)
Ultima Actualización: 02-11-2004
( 1918  -  2/11/2004 )

Zayed ben Sultán al-Nahyan, un líder tribal que transformó el desierto en paraíso económico

Por Alexandra Di Stéfano (EFE)

DUBAI.- El jeque Zayed ben Sultán al-Nahyan, un líder tribal sin apenas formación, logró el milagro de transformar un pequeño y empobrecido emirato del desierto en un rico Estado petrolero, estable y con la economía más dinámica de la zona. Presidente y emir de Emiratos Árabes Unidos, murió el 2 de noviembre a los 84 años.

Nacido en torno de 1918, el emir era un líder histórico del mundo árabe que se mantuvo al frente de esta federación de siete emiratos volcados a la costa del golfo Pérsico desde que en 1971 lograran la independencia del Reino Unido.

Durante su juventud, el emirato de Abu Dhabi era un territorio pobre que subsistía gracias a la pesca, el comercio de perlas y una agricultura muy precaria.

Pero en la década de 1930, cuando el mercado de perlas de los países del Golfo Pérsico colapsó debido a la irrupción de las perlas cultivadas procedentes de Japón, su economía se hundió como el del resto de los países en la zona.

Al igual que los otros líderes tribales, el jeque Zayed recibió solo una educación primaria en los principios del Islam, sin apenas contacto con las culturas de occidente.

Forjó un importante imperio económico

Pero la falta de barniz occidental no impidió a Zayed convertirse en un líder reconocido entre los árabes por su inteligencia y carisma, y forjar un imperio económico que absorbe gran parte de los negocios en la región.

"Zayed era un hombre muy inteligente, honesto y con gran sentido del deber. Dedicó su vida al Gobierno y a su país", comentó un diplomático occidental en Abu Dhabi que conoció de cerca al jeque.

El descubrimiento del petróleo salvó EAU, pero también la visión de futuro del emir, que invirtió gran parte de la riqueza generada en la construcción de infraestructuras urbanas, colegios, hospitales, universidades, puertos y carreteras.

Construyó un país de lujo

Rascacielos, grandes avenidas, centros comerciales y de negocios, campos de golf, complejos turísticos de lujo florecieron con presteza, en pocos años, para cubrir un terreno antes dominado por dunas y casuchas de adobe.

Además, cumplió su deseo de transformar la árida monotonía del desierto que le rodeaba en un paraíso cercano al que le habían enseñado durante sus lecciones de El Corán, libro del que era devoto.

Más de 100.000 hectáreas de tierra han sido adaptadas para la agricultura y cerca de 100 millones de arboles han sido plantados para ganar tierra al desierto.

Además, trató, con aparente éxito, de conjugar su talante pro occidental con un profundo sentido religioso y un esfuerzo por preservar la cultura autóctona y las tradiciones, a pesar de que de un 75% de los 2,4 millones de habitantes de EAU son extranjeros.

Aunque el jeque Zayed ha sido considerado un líder benevolente, nunca cedió e instituyó un Gobierno democrático al estilo occidental.

Ejerció el poder como líder tribal

EAU posee un Consejo Nacional compuesto por 40 miembros que es nombrado por los emires de los siete estados federados, pero que no tienen poderes legislativos, y los partidos políticos no existen en este país.

Siempre prefirió actuar como un líder tribal: hasta que su salud se deterioró a mediados de la pasada década, el emir Zayed solía recibir a los ciudadanos en audiencia pública o maylis, abierta a cualquiera, donde escuchaba sus quejas.

En el aspecto político, el jeque Zayed logró mantener la paz y la estabilidad en el emirato, y se destacó por ser un pertinaz defensor de las causas árabes.

Se manifestó en contra de las sanciones económicas de la ONU impuso a Irak y favorable a la defensa de Palestina.

Al emir le gustaba la caza y durante su juventud practicó con pasión la hípica.

Tuvo 30 hijos

El jeque Zayed contrajo matrimonio varias veces, una costumbre permitida en el Islam, y engendró 19 hijos y 11 hijas.

De sus esposas, la preferida fue la tercera, Fátima, que ahora tiene entre 60 y 70 años y pertenece a una influyente tribu del norte de los Emiratos.

Tras su deceso, le sucede al frente del trono en el emirato de Abu Dhabi y como presidente de los Emiratos Arabes Unidos, su hijo primogénito, el príncipe heredero jeque Jalifa ben Zayed Al Nahyan, nacido en 1948.

Después, los siete emires se reunirán para elegir el próximo presidente de EAU.

Arriba
 
Los comentarios y artículos son propiedad de sus autores.
Para el resto © 1999-2006 El Corresponsal de Medio Oriente y Africa.
Buenos Aires - Argentina

Web site engine's code is Copyright © 2003 by PHP-Nuke. All Rights Reserved. PHP-Nuke is Free Software released under the GNU/GPL license.
Página Generada en: 0.038 Segundos