Argentinos Amigos de Paz Ahora Mundo Solidario
El Corresponsal de Medio Oriente y Africa
Miércoles, 26 de abril de 2017  
  Página Principal Todos los Artículos Libro de Visitas Foros
Buscador:  
Secciones
Servicios

Suscripción
Ingrese su dirección de Email para recibir gratuitamente las novedades publicadas en esta web

¿Quién está en línea?
Actualmente hay 22 invitados, 0 miembro(s) conectado(s).

Eres un usuario anónimo. Puedes registrarte aquí
Efemérides
Un día como hoy ...
1860 - Se firma en Tetuán el tratado de paz que pone fin a la guerra entre España y Marruecos.
1957 - Egipto prohibe el paso por el canal de Suez a los buques israelíes.
1964 - Tanganika y Zanzíbar se fusionan y forman Tanzania.
1996 - Luego de 16 días de combate, Israel y el Hezbollah acuerdan una tregua para poner fin a la lucha, que ha dejado más de 150 muertos y forzado la huida de medio millón de civiles.
2002 - Bush asume la tesis de Mohamed VI y apoya que el Sáhara sea una autonomía de Marruecos.
2003 - El secretario de Defensa norteamericano, Donald Rumsfeld, afirma que no permitirá que un grupo de clérigos transforme a Irak "en una copia de Irán".
Publicidad

Por los Chicos

Muhammad Al- Maghout
Poeta y dramaturgo sirio
Ultima Actualización: 01-01-1999
Lugar de nacimiento: Salamiya
( 1934  -  3/4/2006 )

Nacido en Salamiya (Siria) en 1934, Muhammad Al Maghout fue uno de los más destacados poetas árabes contemporáneos y uno de los pioneros en la renovación de la poesía árabe. El 3 de abril de 2006, murió en su hogar de Damasco. Al-Maghout nació en el seno de una familia humilde y se trasladó a Damasco para estudiar Bellas Artes. El escritor, que también vivió en Líbano, pasará a la historia como uno de los pioneros de la renovación de la poesía árabe, junto a Adonis y Nizar Qabbani. El tardío autor y dramaturgo fue conocido en su país y en el mundo árabe por su afilada pluma satírica, que se decantó tanto por la poesía, el teatro, la novela y el cine como por las series de televisión y la política.

Su estilo se caracteriza por el uso de la prosa poética, un lenguaje fresco y espontáneo y unas imágenes complejas y originales para expresar sentimientos individuales y colectivos, como el problema de la libertad y la justicia en el mundo árabe.

Sus principales obras poéticas son: Tristeza a la luz de la luna (Huzn fi daw al qamar) (1959), Habitación con millones de paredes (Gurfa bi malayin al-yudrán) (1964), La alegría no es mi profesión (Al-farag laysa mihnati) (1970)

Además de sus obras poéticas, ha escrito varias novelas, obras teatrales y guiones cinematográficos, gracias a los cuales películas como Las fronteras (Al-hudud) y El informe (Al-taqrir) se han convertido en clásicos del cine árabe.

Su brillante trayectoria literaria ha sido reconocida con diversos premios, entre ellos: Premio del periódico Al Nahar de poesía (1950), Premio Said Aql de teatro (1973), Medalla de teatro experimental. El Cairo (2000), Premio de poesía de la fundación Sultán Alwis (2005),

Transcribimos dos de sus más aclamados poemas:

Tristeza a luz de la luna

Primavera que viene de sus ojos,
canario que viaja a la luz de la luna,
llévame hacia ella
como un poema de amor
o una puñalada de daga,
pues soy vagabundo y estoy herido,
y amo la lluvia y el sollozo de las olas lejanas.
Despierto del sueño profundo
para pensar en la rodilla de una bella mujer
que un día mis ojos vieron,
para entregarme al alcohol y recitar poesía.
Dile a mi amada Leila,
la de boca borracha y pies de seda,
que estoy enfermo y la añoro,
que de repente veo huellas de pies en mi corazón.
Oh Damasco, caravana rosada de cautivas:
tumbado en mi habitación,
escribo, sueño y miro a los transeúntes,
y del corazón del alto cielo
me llega el latido de tu carne desnuda.
Veinte años llevamos llamando a tus duras puertas,
con la lluvia cayendo sobre nuestras ropas, nuestros hijos
y nuestros rostros.
La tos, hiriente, nos ahoga el semblante
y nos lo torna triste como un adiós,
pálido como la tuberculosis.
Los vientos solitarios del desierto
llevan nuestros llantos
a los callejones, a los vendedores de pan y a los espías.
Trotamos como caballos salvajes por las páginas de la historia;
lloramos, temblamos,
y detrás de nuestros pies torcidos,
pasan los vientos y las espigas anaranjadas.
Nos hemos separado,
y en tus ojos fríos
llora una tormenta apresurada de estrellas.
Amante arrugada
con el cuerpo cubierto de tos y joyas,
eres mía.
Esta añoranza, mujer rencorosa, es para ti.
Poco antes de partir,
me acosté con una mujer y escribí un poema
sobre la noche, el otoño y las naciones oprimidas.
Bajo el sol amarillo del mediodía,
recliné mi sien en el ángulo de las ventanas
y dejé que la lágrima
brillase como la mañana,
como una mujer desnuda.
Tengo una relación antigua con la tristeza y la esclavitud.
Cerca de las nubes silenciosas y lejanas
se me aparecieron centenares de pechos desnudos, sucios,
sumergidos en un río de espinas,
y una nube de ojos azules y tristes
reparó en mí,
en la historia postrada en mis labios.
Miradas largas de tristeza,
manchas pequeñas de sangre, despertad:
yo os veo aquí,
sobre las banderas a media asta
y los pliegues sedosos,
os veo mientras surco el atasco bajo tu límpido cielo.
Echo a andar y lloro, patria mía...
¿Dónde están las naves llenas de tabaco y espadas?
La esclava que conquistó un reino con sus ojos grandes
como dos mujeres cálidas;
una larga noche sobre el pecho de una mujer,
así eres tú patria mía.
Aquí estoy, cual fantasma extraño, desconocido:
bajo mis uñas perfumadas
yace tu envejecida gloria
y en los ojos de los niños
discurren los latidos de tu débil corazón.
Nuestros ojos no habrán de verse más:
ya te he recitado bastante.
Ya sólo me asomaré a ti como un clavel rojo y lejano,
como una nube sin patria.
Adiós, páginas, adiós, noche,
adiós, ventanas de púrpura:
levantad mi horca, levantadla alto en el crepúsculo.
Cuando mi corazón esté sereno como una paloma,
bello como una rosa azul en su colina,
quiero morir manchado,
con los ojos llenos de lágrimas,
mirando hacia arriba, hacia los rostros,
aunque sólo sea por una vez en la vida,
porque estoy lleno de letras
y de títulos sangrantes.
En mi infancia
soñaba con un vestido bordado en oro,
soñaba con un caballo
que surcase conmigo las viñas y las colinas empedradas;
ahora,
ahora camino errante a la luz de las farolas,
de calle en calle como las prostitutas,
ansiando un gran crimen
y una nave blanca que me lleve,
entre sus pechos salados,
a países lejanos
donde a cada paso hay una taberna, un árbol verde
y una chica mulata
que trasnocha, sola, con su seno sediento.



Canción a Bab Tuma [1]

Hermosos son los ojos de las mujeres de Bab Tuma.
Hermosos, muy hermosos,
cuando miran tristes a la noche, al pan y a los borrachos.
Ay, qué bonitos aquellos hombros gitanos sobre las camas
que me dan el llanto y el deseo, madre.
Ojalá pudiera ser un guijarro colorado sobre la acera,
o una larga canción en ese callejón
en el que un socavón de barro liso
me recuerda al hambre y a los labios desamparados,
un lugar donde los niños pequeños afloran como la malaria
frente a Dios y las calles oscuras.
Ojalá pudiera ser, en algún jardín, una rosa carmesí
para que un poeta melancólico me cortase en los confines del día.
Ojalá fuera una taberna de madera roja
frecuentada por la lluvia y los forasteros;
ojalá que de mis ventanas manchadas de vino y moscas
saliese el ruido, perezoso, para verterse
en nuestro callejón de desolación y ojos verdes,
un lugar donde los pies delgados
caminan sin rumbo en la oscuridad.
Deseo ser un sauce verde cerca de la iglesia,
o una cruz de oro en el pecho de una virgen
que, con ojos bellos aleteando como palomas violetas,
fríe pescado a su amado vuelto del café.
Deseo besar a un niño pequeño de Bab Tuma
de cuyos labios rosados
emane el olor del pecho que lo ha amamantado.
Todo eso lo deseo, madre, porque sigo estando solo,
porque sigo siendo cruel.
Porque soy un extraño, madre.

[1] Barrio de Damasco, de población predominantemente cristiana, situado en la parte vieja de la ciudad.

Arriba
 
Los comentarios y artículos son propiedad de sus autores.
Para el resto © 1999-2006 El Corresponsal de Medio Oriente y Africa.
Buenos Aires - Argentina

Web site engine's code is Copyright © 2003 by PHP-Nuke. All Rights Reserved. PHP-Nuke is Free Software released under the GNU/GPL license.
Página Generada en: 0.041 Segundos