Argentinos Amigos de Paz Ahora Comercio con justicia
El Corresponsal de Medio Oriente y Africa
Martes, 26 de septiembre de 2017  
  Página Principal Todos los Artículos Libro de Visitas Foros
Buscador:  
Secciones
Servicios

Suscripción
Ingrese su dirección de Email para recibir gratuitamente las novedades publicadas en esta web

¿Quién está en línea?
Actualmente hay 18 invitados, 0 miembro(s) conectado(s).

Eres un usuario anónimo. Puedes registrarte aquí
Efemérides
Un día como hoy ...
1934 - Afganistán es admitido como miembro de la Liga de las Naciones.
1976 - Líderes de cinco naciones del Africa negra declinan aceptar un plan presentado por el primer ministro Ian Smith para un gobierno de mayoría negra en Rhodesia.
1990 - El embajador iraquí en la ONU dice que el embargo aéreo es un "acto de guerra".
1996 - Se hunde un transbordador en el río Nilo, en el sur de Egipto, y mueren más de 50 pasajeros.
2001 - El líder palestino Yasser Arafat y el canciller israelí, Shimon Peres, se reúnen en el aeropuerto internacional de Gaza para adelantar medidas para un cese de fuego entre ambas partes.
2002 - Más de mil personas fallecen al hundirse un ferry senegalés frente a la costa de Gambia. Solo 64 personas fueron rescatadas.
Publicidad

Por los chicos

Dennis Brutus
Poeta, periodista y militante antiapartheid
Ultima Actualización: 01-01-2010
Lugar de nacimiento: Zimbabwe
( 28/11/1924  -  26/12/2009 )

Otras fuentes
 
  English
Dennis Brutus fue un poeta, periodista y militante antiapartheid sudafricano, nacido en la entonces Rhodesia del Sur (actual Zimbabwe), el 28 de noviembre de 1924 y muerto el 26 de diciembre de 2009, en su casa de Ciudad del Cabo.

Aunque Brutus nació en Zimbabwe, entonces Rhodesia del Sur, siempre se reconoció sudafricano, donde transcurrió gran parte de su vida. Fue profesor y periodista, pero en virtud de su activismo contra el régimen de segregación racial, se le impidió ejercer desde los años 1960.

Pasó 18 meses en la cárcel de Robben Island, donde estuvieron también una larga lista de prisioneros políticos, entre ellos Nelson Mandela, después de ser detenido por su oposición al apartheid.

Brutus también trabajó para que Sudáfrica no pudiera participar en competiciones deportivas internacionales, lo cual llevó al país sudafricano a ser expulsado de los Juegos Olímpicos en 1970.

Lo extraño, para un mágico poeta e intelectual como él, es que fue el rugby lo que le hizo ver a temprana edad la injusticia racial en su patria. Brutus siempre recordaba que un hombre blanco lo llamó en forma sarcástica “futuro Springbok”.


“Los Springboks” era el equipo nacional de rubgy, y Brutus sabía que quienes no eran blancos nunca podrían estar en el equipo. Escribió “Eso me quedó grabado hasta años más tarde, cuando comencé a cuestionar la barrera racial en su conjunto, a cuestionar por qué los negros no podían estar en el equipo”. Este tema aparece en la nueva película de Clint Eastwood, “Invictus”. El Presidente Mandela, caracterizado por Morgan Freeman, apoya a los Springboks durante la Copa Mundial de 1995, reconociendo que hasta entonces los negros siempre supieron a quienes apoyar: a cualquier equipo que jugara contra los Springboks.


A fines de la década del 50, Brutus escribía una columna de deportes bajo el seudónimo “A. De Bruin, que en afrikaans significa “un negro”. Brutus escribió: “La columna…era aparentemente sobre resultados deportivos, pero también sobre la política racial y el deporte”. Fue prohibido, una práctica del apartheid que imponía, entre otras cosas, restricciones al movimiento, al derecho de reunión y de públicación. En 1963, al intentar huir de la custodia policial, recibió un disparo. Estuvo al borde de la muerte en una calle de Johanesburgo mientras esperaba una ambulancia especial para negros.


Brutus pasó 18 meses en prisión, en la misma sección de la isla Robben que Nelson Mandela. Allí escribió su primer conjunto de poemas, “Sirenas, nudillos, botas”. Su poema “Sharpeville” describe la masacre del 21 de marzo de 1960 en la que la policía sudafricana abrió fuego y mató a 69 civiles, un hecho que lo radicalizó. En su poema escribió:


Recuerden Sharpeville
el día de las balas por la espalda
porque encarnó la opresión
y la naturaleza de la sociedad
más claramente que ninguna otra cosa:
fue el hecho ejemplar


Al salir de la cárcel, Brutus comenzó su vida como refugiado político. Formó el Comité Olímpico No Racial Sudafricano para incluir a los deportes en una campaña mundial contra el apartheid de gran envergadura. Logró que a Sudáfrica se le prohibiera participar en los Juegos Olípmicos de 1970. Brutus se mudó a Estados Unidos, donde se desempeñó como profesor universitario y líder contra el apartheid, a pesar de los esfuerzos del gobierno de Reagan de impedir que mantuviera su condición de refugiado y de los intentos por deportarlo.

Tras la caída del apartheid y el ascenso al poder del Congreso Nacional Africano, Brutus se mantuvo fiel a sus principios. “Cuando se privatiza el agua, se privatiza la electricidad y las personas son desalojadas de sus viviendas precarias porque no pueden pagar el alquiler, la situación empeora –señaló-. Y me parece, que el centro de la cuestión es que el gobierno sudafricano, liderado por el Congreso Nacional Africano y Mbeki, decidieron adoptar la solución empresarial”.

Continuó diciendo: “Salimos de nuestro apartheid para pasar al apartheid de la globalización. Estamos en un mundo donde, de hecho, la riqueza está concentrada en las manos de unos pocos; la mayoría de la gente aún es pobre…una sociedad que está diseñada para proteger a los ricos y a las empresas y de hecho está perjudicando a los pobres, aumentando su carga, esto es lo contrario de lo que pensé que sucedería en el gobierno del Congreso Nacional Africano”.

Muchos activistas jóvenes conocieron a Dennis Brutus no por su militancia en contra del apartheid sino por su activismo a favor de la justicia global, por su participación en todas las grandes movilizaciones contra la Organización Mundial del Comercio, el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional. Y, más recientemente, aunque no estuvo presente, su figura le dio inspiración a los manifestantes que protestaron en Copanhague durante los días de la cumbre sobre el cambio climático de la ONU. En su cumpleaños número 85, días antes del inicio de las negociaciones sobre el clima, dijo: “El planeta entero está en graves problemas. Vamos a decirle al mundo: hay demasiadas ganancias, demasiada codicia, demasiado sufrimiento de los pobres. Debe, tiene que parar. El planeta debe estar en acción. Todos los habitantes del planeta deben ponerse en acción”.

Arriba
 
Los comentarios y artículos son propiedad de sus autores.
Para el resto © 1999-2006 El Corresponsal de Medio Oriente y Africa.
Buenos Aires - Argentina

Web site engine's code is Copyright © 2003 by PHP-Nuke. All Rights Reserved. PHP-Nuke is Free Software released under the GNU/GPL license.
Página Generada en: 0.037 Segundos